Los accidentes no existen en el terreno de las lesiones personales. Por ejemplo, si usted fue víctima de un choque, lo que existe es una parte responsable. Y si ese choque le provocó lesiones, usted tiene derecho a exigirle a esa parte responsable que le pague una amplia compensación que le permita:

1. Cubrir todas sus facturas médicas

Cuando una persona es víctima de un accidente con lesiones, debe resolver muchas complicaciones. Una de ellas es el hecho de que su tratamiento médico seguramente va a generar múltiples facturas que deben ser pagadas.

Es injusto que una víctima de accidente deba pagarlas cuando sus lesiones fueron culpa de alguien más. Por eso una compensación justa incluye la cobertura de todos los gastos relacionados con:

  • Traslados médicos.
  • Hospitalización.
  • Cirugías e intervenciones especializadas.
  • Estudios clínicos y visitas a laboratorios.
  • Consultas de seguimiento.
  • Terapia de rehabilitación y el equipo requerido para realizarlo.

2. Obtener un reembolso por concepto de salarios perdidos

Además de la preocupación de cómo cubrir sus gastos médicos, las víctimas de accidentes con lesiones también tienen que enfrentar el hecho de que probablemente no podrán trabajar hasta alcanzar cierto grado de recuperación.

Esto compromete severamente su estabilidad financiera. Y si la víctima es el sostén económico de su familia, la situación se agrava. Por ello una compensación justa contempla:

  • El reembolso de los salarios que la víctima haya perdido, esté perdiendo o vaya a perder a causa de sus lesiones.
  • Si las lesiones le impiden a la víctima realizar actividades esenciales en su vida, como ir a comprar alimentos o recoger a sus hijos de la escuela, el pago de estos servicios de asistencia también está contemplado.

3. Recibir pagos por dolor y sufrimiento

Los accidentes con lesiones son episodios traumáticos en la vida de una persona. No sólo producen lesiones físicas, sino también emocionales y psicológicas. Por ello la ley también contempla pagos por estos padecimientos, que se engloban en el concepto dolor y sufrimiento. Algunos ejemplos comunes de lesiones psicológicas y emocionales que una persona puede desarrollar a raíz de un accidente son:

  • Ansiedad.
  • Angustia.
  • Depresión.
  • Estrés mental.
  • Estrés postraumático.
  • Desarrollo de fobias (por ejemplo, una persona que fue víctima de un accidente grave de carro puede tener dificultades para atreverse a manejar otra vez).

Como en el terreno de las lesiones personales los accidentes no existen, las leyes de Texas sobre lesiones personales le dan a las víctimas el derecho de exigir una compensación justa que incluya todos estos beneficios.

Las compañías de seguros defienden los intereses de sus inversionistas, no los de las víctimas. Esta situación provoca que lamentablemente muchas víctimas de accidentes pierdan la oportunidad de obtener una compensación justa y se quedan con la indemnización insuficiente que les ofrece su aseguradora.

En las Oficinas Legales de Hilda Sibrian™ creemos que esta situación es profundamente injusta. Por ello ayudamos a las víctimas de accidentes a obtener la máxima compensación que por ley les corresponde.

Si usted o alguien de su familia sufrió un accidente con lesiones, el equipo de Hilda Sibrian®, la abogada que domina Texas, estamos listos para ayudarle a obtener la justicia que merece. Llámenos al 713-714-1414 o solicite en línea una consulta gratis.

¿Por qué los accidentes no existen en teoría?

Cuando una persona se lastima por culpa de alguien más se dice que ha sufrido un accidente. Sin embargo, el hecho de que exista una parte culpable anula la intervención del azar. Es decir: sus lesiones no ocurrieron fortuitamente, sino que hay un responsable de haberlas ocasionado.

A continuación, tres ejemplos:

  1. Usted compra un aparato electrónico. Sigue las instrucciones de uso de la caja. Pero al usarlo, el aparato produce una descarga eléctrica que le genera lesiones. No se trata de un accidente. Existe un responsable. En este caso puede ser el fabricante o la comercializadora del producto. Para determinar la responsabilidad y ayudar a la víctima a obtener una compensación justa existen los abogados de productos defectuosos de Hilda Sibrian®
  2. Usted va de compras a un centro comercial. Debe visitar una tienda en el primer piso y sube las escaleras. A mitad del camino, se resbala a causa de un escalón húmedo y se cae. La caída le provoca lesiones en costilla, cabeza y piernas. No se trata de un accidente. Existe un responsable. En este caso esa responsabilidad recae en el centro comercial, pues tenía la obligación de señalar de manera clara el área de las escaleras que estaba húmeda. Para determinar la responsabilidad y ayudar a la víctima a obtener una compensación justa existen los abogados de resbalones y caídas de Hilda Sibrian®.
  3. Usted es víctima de un accidente vial en donde un camión sin francos choca contra su coche y le provoca lesiones graves en las piernas. No se trata de un accidente. Que el camión se haya quedado sin frenos quizá no es culpa del conductor, pero sí de la empresa cuya obligación es garantizar que todos sus vehículos se encuentran en buen estado. Para determinar la responsabilidad y ayudar a la víctima a obtener una compensación justa existen los abogados de accidentes de camiones de Hilda Sibrian®.

¿Existen los accidentes en este mundo?

Estos tres ejemplos dejan claro que, en los terrenos de las lesiones personales, los accidentes no existen. Siempre hay un responsable que tiene la obligación de pagarle a la víctima una compensación justa que le permita recuperarse al lado de su familia sin que tenga que preocuparse a causa del dinero.

Sin embargo, no es tan sencillo. Para obtener una compensación justa, la víctima debe:

  • Demostrar a través de un caso legalmente sólido que, en efecto, sus lesiones fueron culpa de una tercera parte.
  • Para demostrar la culpabilidad de una tercera parte es necesario reunir pruebas que en ocasiones exigen contar con testimonios de peritos expertos.
  • Calcular de manera especializada a cuánto asciende el monto de compensación que va a ser exigido y negociar con una aseguradora para que lo pague.

Estas acciones exigen conocimientos legales especializados. Por ello las víctimas requieren de la ayuda de abogados de accidentes expertos para poder defender sus derechos y recibir la indemnización que merecen por sus lesiones.

Muchas víctimas de accidentes tienen la falsa idea de que contratar a equipos legales es caro. No obstante, en las Oficinas Legales de Hilda Sibrian™ protegemos en todo momento la economía de nuestros clientes. Por ello, si usted nos contrata, no debe pagarnos de su bolsillo. Esto es posible gracias a un esquema de trabajo conocido como honorarios de contingencia. Y funcionan de la siguiente manera:

  • La víctima contrata a los abogados y no debe pagarles de su bolsillo.
  • Los abogados llevan el caso de la víctima con recursos propios.
  • En caso de ganar, la víctima obtiene el pago de su compensación.
  • En caso de ganar, los abogados obtienen un porcentaje menor del monto de compensación final.
  • En caso de perder, los abogados no reciben nada.
  • De esta manera la víctima puede estar segura de que sus abogados están trabajando de tiempo completo y con todos sus recursos para ganar el caso.

Los abogados de Hilda Sibrian® ayudamos a las víctimas de accidentes

Si usted o algún ser querido fue víctima de un accidente con lesiones, tiene derecho a obtener una amplia compensación. Para ello es necesario que cuente con la asesoría legal de abogados expertos en lesiones personales.

En las Oficinas Legales de Hilda Sibrian™ tenemos más de 19 años de experiencia ganando las máximas compensaciones posibles para nuestros clientes. Hablamos español y no debe pagarnos de su bolsillo al contratarnos.

Los accidentes no existen, e Hilda Sibrian®, la abogada que domina Texas, se encargará de encontrar a los responsables para hacerlos pagar por sus lesiones.  Llámenos al 713-714-1414 o solicite en línea una consulta gratis. Estamos a su disposición 24/7.

Si le interesó este artículo, también puede leer: