Seguridad vial en verano І Abogado de accidentes de auto de Houston

Seguridad vial en verano І Abogado de accidentes de auto de Houston Featured Image

La gente tiende a pensar que el verano es la época más segura para manejar. Al fin y al cabo, no hay nieve o lluvia en la carretera, pero hay otros problemas y desafíos de los que debe ser consciente antes de ponerse al volante en esta estación.  

¿Cuáles son algunos de los problemas de manejar en verano?

No hay colegio. Al no haber colegio en verano, más niños juegan y montan en bici al aire libre, lo cual aumenta el riesgo de sufrir un accidente de peatón o bicicleta.

Más adolescentes manejan en esta época. Su falta de experiencia, junto con el manejo por carreteras desconocidas, es un riesgo para todos los vehículos de la carretera.

Es tiempo de vacaciones. El verano es la época de las vacaciones. Esto quiere decir que hay más personas en la carretera, lo cual aumenta el tráfico y puede provocar accidentes. Como muchas vacaciones consisten en viajes de carretera, muchas veces las zonas se llenan de visitantes que no conocen las calles. Puede que estos conductores hagan cambios repentinos de carril para evitar saltarse su salida en la autopista o aumenten el tráfico al manejar más despacio en zonas con las que no están familiarizados.

El sol y el calor del verano. Los días son más largos en verano y por lo tanto el conductor está cegado por el sol durante más horas. El calor también puede ser un problema, sobre todo cuando las personas entran en un auto ardiendo.

Una persona que maneja un auto sin aire acondicionado puede tener la tentación de ir más rápido para enfriarlo o puede que se lo piense dos veces antes de parar por el calor. Si ha estado expuesto a las altas temperaturas, es posible que esté deshidratado, lo cual puede provocar debilidad, mareos, pensar sin claridad o incluso pérdida de consciencia.

Es la época de construcción de carreteras. Y esto significa que se cierran carriles, hay nuevos desvíos y disminuyen algunos límites de velocidad. Los conductores que estén despistados o sean impacientes pueden verse involucrados en un accidente en una de estas zonas fácilmente.

Neumáticos desgastados. Compruebe la banda de rodadura de sus ruedas antes de manejar durante estos días de verano. Los neumáticos desgastados y sin dibujo tienen más probabilidades de sufrir un pinchazo en las calientes carreteras de verano. Además, como se construye más en esta época, puede que haya más clavos en la carretera.

¿Cómo puedo mantenerme a salvo en las carreteras este verano?

Esté atento. Sobre todo al manejar por barrios residenciales, vaya despacio y tenga cuidado con los niños que puedan salir a la carretera. Hay más peatones andando y corriendo por las calles en verano, por lo que también debe prestarles atención. Mire siempre por sus espejos retrovisores para detectar bicis y motos.

Tenga en cuenta a los conductores adolescentes. Estos presentan varios problemas: falta de experiencia, puede que tengan distracciones al volante como amigos o aparatos electrónicos y su inmadurez les puede llevar a tomar decisiones arriesgadas. Nunca se arrime a uno de ellos. Si va despacio, puede que esté nervioso. Si le toca la bocina o le grita solo empeorará la situación.

Sea paciente con conductores que no sean de la ciudad. Al fin y al cabo, están trayendo dinero a nuestra economía. Piense en alguna vez que se ha perdido en una ciudad que desconocía. Si los locales se hubiesen enfadado con usted solo habría empeorado la situación.

Si es usted el conductor que no es de la zona, prepárese previamente todo lo posible para saber qué direcciones tomar. Deje que alguien en el auto le guie para poder mantener la vista en la carretera en lugar de mirar a un mapa, a sus notas o a una aplicación GPS.

Inspeccione su auto antes de salir a la carretera. Asegúrese de que sus neumáticos tienen suficiente banda de rodadura y están inflados correctamente. No sobrecargue su auto con personas o equipaje ya que, de lo contrario, es más probable que sufra un pinchazo.

Antes de un viaje largo, consiga que un mecánico le haga una inspección. Asegúrese de que el aire acondicionado funciona y tome medidas para evitar que el motor se recaliente. Use parasoles para evitar que entre el sol y el calor en el compartimento del pasajero. Ponga una toalla en el volante para que no le queme las manos cuando sea hora de manejar.

Cuando maneje por zonas en construcción, debe tener cuidado y ayudar a los que están a su alrededor para que también lo tengan. Cuando se acerque a una desaceleración repentina en la carretera, frene varias veces para avisar a los conductores que vayan detrás. Los camiones grandes y las autocaravanas necesitan mucha más distancia para parar. No vale con manejar de forma previsora para evitar un accidente. Debe hacer todo lo que esté en su mano para evitar que otros vehículos se choquen contra el suyo.

Recuerde llevar siempre gafas de sol y una botella de agua cuando esté manejando en verano. Esto le protegerá del sol y le mantendrá hidratado, lo cual le ayudará a concentrarse en la carretera. Acuérdese de no ponerse las gafas o beber mientras esté al volante.

Las Oficinas Legales de Hilda L. Sibrian, su equipo legal de accidentes de auto en Houston

Aunque cumpla las leyes y maneje de forma segura dondequiera que vaya, los accidentes pueden suceder. Si ha sufrido uno y no ha sido su culpa, las Oficinas Legales de Hilda L. Sibrian, P.C. le pueden ayudar. Llámenos hoy al 713-863-1515 para concertar una consulta gratuita.

© Copyright 2018 The Law Offices of Hilda L. Sibrian, P.C.