Esta es la Ley sobre rebasar Autobuses Escolares Detenidos en Texas

Esta es la Ley sobre rebasar Autobuses Escolares Detenidos en Texas Featured Image

Es esa época del año otra vez. Los autobuses escolares comenzarán a tomar las calles de Houston, y muchos conductores no se detendrán cuando sea necesario. Sin embargo, a medida que los niños comienzan a abarrotar las aceras, es importante que todos los automovilistas de Texas refresquen en su mente la reglamentación de transportes escolares. Conocer la ley y conducir con seguridad alrededor de autobuses escolares podría prevenir lesiones e incluso salvar la vida de un niño.

Leyes y reglamentación de transporte escolar en Texas

De acuerdo con el Código de Transporte de Texas, cualquier conductor que se acerque a un autobús escolar, desde cualquier dirección, debe detener su vehículo si el autobús enciende sus luces rojas intermitentes. Los conductores no deben adelantar, ni rebasar, a un autobús escolar hasta que este haya reanudado su movimiento, sus luces rojas ya no parpadeen o el conductor del autobús haya indicado que otros conductores pueden continuar.

La multa por violar esta ley  es de $1,000.

Reglamentación del Transporte Escolar y Seguridad para los Conductores

Si bien todos los conductores deben detenerse en la presencia de un autobús escolar en Texas, también existen otras precauciones de seguridad que ayudarán a mantener a todos más seguros en las carreteras. De acuerdo con el Departamento de Transporte de Texas, los conductores siempre deben:

● Recordar el límite de velocidad: los conductores siempre deben obedecer el límite de velocidad establecido. Sin embargo, es importante permanecer particularmente vigilante en las zonas escolares. Los límites de velocidad en una zona escolar son típicamente de un máximo de 15 millas por hora, mientras que, incluso las autopistas, pueden tener un límite de velocidad máxima de 35 millas por hora.

● Recordar las sanciones: otra razón por la que es importante obedecer el límite de velocidad publicado es que las multas se duplican en las zonas escolares. Eso significa que una multa podría costarle al conductor cientos de dólares, dependiendo de qué tan rápido estuviera manejando en ese momento.

● Prestar atención a los niños en las paradas de autobús: las paradas de autobús a menudo se ubican al costado de la carretera. Es importante vigilar a los niños en las aceras y mientras se encuentran a un lado de la calle. Siempre disminuya la velocidad y mantenga su distancia de los niños que se encuentran esperando en la parada.

● Mantenerse alerta de los niños que salen corriendo a la calle: un niño puede llegar tarde al autobús, o simplemente estar emocionado cuando juega con amigos, y salir corriendo a la calle frente al tráfico. Esto se ve más comúnmente durante el año escolar, particularmente cuando los niños están esperando el autobús o cuando se bajan de él. Tener cuidado de estos actos es de vital importancia.

Este año, esperamos que más automovilistas tengan en cuenta esta reglamentación del transporte escolar, así como las leyes de Texas, para que todos puedan estar más seguros en las carreteras del estado.

Hable con un Abogado de Accidentes de Autobús Escolar Ahora

Los accidentes de autobuses escolares son algunos de los peores, particularmente porque a menudo involucran a niños. Si usted o su hijo han tenido un accidente que involucró a un autobús escolar, es importante que hable con un abogado especializado en accidentes de autobús en Houston lo antes posible.

En las Oficinas Legales de Hilda Sibrian, sabemos lo complejos que pueden ser estos reclamos, ya que, a menudo, involucran al municipio, la junta escolar y otras partes. Si ha resultado herido, es importante que no presente este reclamo por su cuenta. Póngase en contacto con nosotros en línea para programar una consulta gratuita y obtener más información sobre cómo podemos ayudarle.

© Copyright 2019 The Law Offices of Hilda Sibrian